AHORRO DE ENERGÍA. Domótica

Los sistemas domóticos actuales integran automatización, informática y Nuevas Tecnologías de información. Es recomendable la instalación de los siguientes mecanismos con el objetivo de mejorar la eficiencia energética.

MECANISMOS DE CONTROL DE TEMPERATURA Y CLIMATIZACIÓN

  • Cronotermostato: dispositivo que permite programar distintas temperaturas a lo largo del día, de forma que cuando no hay ocupantes en la vivienda, la temperatura se aleje de la temperatura de confort o se apague el sistema de climatización, evitando descuidos y gasto innecesario de energía. También es posible programar la puesta en marcha de la climatización, para que al llegar a casa la vivienda haya alcanzado la temperatura de confort.

Para un mayor control, es aconsejable colocar los termostatos necesarios para poder zonificar la vivienda por estancias. Asimismo, se instalará un accionamiento electromotorizado que reciba la señal y la traduzca en diferentes posiciones de apertura de la válvula del sistema de climatización.

MECANISMOS DE CONTROL EFICIENTE DE LA ILUMINACIÓN

  • Reguladores lumínicos con programación de escenas: los controladores dimmer permiten el control de la intensidad de la iluminación; asimismo con la programación de escenas es posible regular la iluminación según las necesidades de uso en cada estancia. Es conveniente la colocación de este sistema en el salón y los dormitorios.
  • Automatización y control de toldos/persianas: con ello es posible controlar la entrada de luz natural, simular la presencia en el domicilio y facilitar el accionamiento a usuarios con discapacidad. Para el accionamiento de toldos/persianas es necesario que estén motorizados. Es aconsejable que como mínimo estén motorizados los toldos/persianas de superficie superior a 2 m2, pero para mayor seguridad es preferible la motorización de todos ellos. El control de la luz natural se consigue a través de unos sensores que, en función de la radiación solar y la temperatura, ordenan la apertura o el cierre de los toldos/persianas para optimizar la temperatura interior.
  • Conexión/desconexión general de la iluminación: es recomendable la colocación de estos mecanismos en todos los accesos a la vivienda.
  • Dispositivos de encendido y apagado por detección de presencia: se trata de sensores de rayos infrarrojos que activan la iluminación ante los movimientos de calor producidos por personas o animales. Es recomendable instalar estos dispositivos en la entrada, en todas las zonas de paso y en baños y aseos.
  • Reguladores de nivel de iluminación por medición de luz natural: estos dispositivos permiten reducir el nivel de iluminación cuando la luz natural es suficiente. Es conveniente su colocación en salón, dormitorios y cocina.
  • Detector crepuscular, en jardines o grandes terrazas: regula el encendido/apagado de las luces según el nivel de luminosidad ambiente.

MECANISMOS DE CONTROL EFICIENTE DE LA ILUMINACIÓN

  • Control de tomas de corriente: permite la conexión automática de aparatos en horarios de tarifa reducida, la desconexión automática de aparatos cuando no hay ocupantes en el inmueble o cuando no se utilizan (protección infantil), el control de fallos en tomas de corriente de aparatos críticos (frigorífico) o el control de aparatos que no deban funcionar simultáneamente. Es conveniente que al menos el 20% de las tomas de corriente más significativas estén controladas.
  • Gestor energético: calcula el consumo energético y asesora al usuario para ahorrar energía.
  • Medidor de consumo eléctrico interior por vivienda: permite saber cuánta energía se gasta o se ahorra. Este dispositivo permite analizar el consumo eléctrico de la vivienda, permitiendo tomar decisiones tendentes a reducir el consumo y aumentar la eficiencia energética. Es aconsejable que ofrezca el mayor número de datos de consumo eléctrico de cualquier aparato conectado a la red de la vivienda. El objetivo es que el usuario sea consciente de su consumo y potencie su ahorro.

¿Cómo ahorrar energía mediante la domótica?

Consulta las actuaciones que puedes realizar en tu vivienda, agrupadas según el nivel de inversión económica, utilizando el color naranja para las intervenciones de coste cero, el azul a las que conllevan una pequeña inversión y el verde para las que requieren una inversión de mayor calado.