SOSTENIBILIDAD. Cocina y lavadero

AHORRO DE AGUA

Actualmente, es posible reducir considerablemente el consumo de agua en la vivienda incorporando determinadas mejoras en las instalaciones. En el mercado existen numerosos sistemas y dispositivos que ayudan a limitar y optimizar la demanda de agua en los edificios, y que pueden ser instalados en las nuevas viviendas e incluso sustituir a los existentes, en las construidas, mediante pequeñas modificaciones.

Para el ahorro de agua, es aconsejable tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Es conveniente que los fregaderos y pilas de lavar están provistos de grifería monomando, pues garantiza la supresión de fugas y goteos. Además, permite regular el caudal y la temperatura rápidamente; ello conlleva ahorros en el gasto de agua respecto a la regulación con un grifo de llaves independientes para agua fría y caliente.
  • En cuanto al agua caliente, la grifería monomando con dispositivo de apertura en frío evita que salga por defecto agua caliente cuando la palanca está en la posición central, con el consiguiente ahorro energético.
  • La grifería también puede disponer de dispositivos de ahorro de agua como los aireadores o perlizadores, dispositivos muy sencillos que mezclan el agua con aire, aumentando el volumen del chorro y produciendo ahorros de entre el 40 y el 70 % del agua utilizada por un sistema tradicional.
  • La grifería monomando puede contar además con un dispositivo de apertura en dos fases, el cual dispone de un tope intermedio en el recorrido de apertura de la palanca, de tal forma que se suministra un caudal inferior al máximo. Una primera fase, con un caudal de 6-8 l/min, y una segunda fase con el caudal máximo en la que hay que realizar una ligera presión ascendente, con el consiguiente ahorro de agua.

 

Según el IDAE, hay estudios que demuestran que es má económico (en agua y energía) lavar la vajilla en lavavajillas con clasificación energética A y eficacia de lavado A, que fregando a mano. La etiqueta energética de un lavavajillas tiene en cuenta la eficacia de lavado, secado y el consumo de agua y energía, medido en el programa económico. También existen lavavajillas bitérmicos, que hacen uso del agua caliente de la red, con el consiguiente ahorro de energía.

Control de consumo

Esto conlleva la concienciación sobre su consumo de agua, con el objetivo de que haga un uso más racional de la misma. Asimismo, permite localizar los usos donde se puede reducir el consumo y confirmar si las medidas de ahorro son o no efectivas, así como detectar fugas en la red al registrar caudales irregulares.

En cuanto a medidas que fomenten el uso racional del agua, la existencia de un medidor de consumo de agua en el interior de cada vivienda permite al usuario conocer en tiempo real el consumo de agua en ese momento y el gasto económico que le supone.

También es beneficioso instalar, en cada zona húmeda de la vivienda, un detector de inundación con electroválvula de agua que permita el cierre del suministro. El detector de inundación constata rápidamente en el suelo de la zona húmeda la presencia de agua procedente de posibles fugas, roturas de canalizaciones o descuidos en el llenado de bañeras. Su conexión con la electroválvula permite cerrar el suministro con prontitud, evitando pérdidas de agua innecesarias.

MEJORA DE LA CALIDAD DEL AGUA

La mejora de la calidad del agua puede consistir en la eliminación de la cal o la mejora de su sabor. Para ello existen distintos sistemas que se pueden instalar en la vivienda:

Los descalcificadores son equipos que eliminan la cal mediante un proceso químico, se instalan en la entrada del agua de la vivienda y son en general altamente eficaces. Los distintos equipos varían en relación a sus consumos de agua, sal y energía, aspecto a considerar en su elección para conseguir un mayor ahorro y reducción del impacto ambiental.

Para mejorar el sabor del agua, para beber o cocinar, existen tecnologías que reducen el contenido de sales y otros elementos disueltos en el agua. Los equipos suelen ser de tamaño reducido y se pueden emplazar en la cocina. Algunos productos existentes en el mercado son: filtros de carbón activo, equipos de ósmosis inversa y equipos de depuración al vapor o destilación.

  • Eliminación de la cal del agua
  • Mejora del sabor del agua

 

Para elegir el sistema más adecuado se debe considerar la pureza del agua proporcionada, el coste, la facilidad de instalación, el mantenimiento, el impacto ambiental (consumo de energía, pérdida de agua, etc.).